Borrar
Víctor Piñana y Alicia Trejo, junto a sus hijos Kalel y Vega, tras la presentación del minicuento 'La Zaragutía Mora', de 'El Mundo de Kalel'. JUAN MIGUEL MÉNDEZ PEÑA
«Cuando trabajamos en equipo todo se hace mejor y más rápido»

«Cuando trabajamos en equipo todo se hace mejor y más rápido»

Víctor Piñana Rodríguez, autor del minicuento 'La Zaragutía Mora' y creador del canal de Youtube 'El Mundo de Kalel'

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 22 de abril 2024, 23:07

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si hay alguien en Alconchel que se maneja como pez en el agua en las redes sociales, ese es Víctor Piñana Rodríguez (Valencia, 26 de mayo de 1984). Además de su afición a la música, siempre se ha caracterizado por su gran curiosidad que le ha llevado a conocer más del mundo cibernético, hasta el punto de crear un canal en YouTube con miles de seguidores y que cuenta historias cotidianas de la familia que ha conformado junto a su esposa Alicia Trejo Palma: 'El Mundo de Kalel'. Este año ha ido un paso más allá y ha escrito un minicuento impreso por la Diputación de Badajoz y que tiene como protagonista a su hijo mayor, Kalel, y en el que humaniza a la propia Zaragutía Mora de Alconchel.

−¿Qué te llevó a crear este canal de YouTube con tu hijo como protagonista?

−Siempre me ha gustado el mundo de la fotografía, vídeo, diseño, pero como otro hobby más. Antes de la pandemia, ya grababa a Kalel y editaba vídeos para entretenernos. Pero con la pandemia tenía más tiempo, (ya que tuvimos que parar con el grupo, Voces Al Alba) y así comprobé que no fui el único que aprovechó para crear un canal. Entonces pensé que si cualquier familia había creado un canal de YouTube, con sus trabajos, colegios, vidas personales, problemas, etc., ¿por qué nosotros no, si hacemos lo mismo pero sin subir vídeos en a la plataforma?

−Pese a su corta edad (7 años), ¿en qué momento el niño empieza a ser consciente de su faceta de youtuber?

−Kalel sabe que tiene un Canal en YouTube, pero desde el principio se lo he intentado tener como un juego, sin presiones, sin tener que generar contenido de manera constante, sin saber la repercusión real de nuestro canal, ya que hay semanas que tenemos más audiencia de países latinoamericanos como México, Argentina, Colombia, que incluso España, que suele ser mayoritariamente nuestra audiencia. Por lo que esto para él -y espero que siga siendo así- es un juego más. Sin saber el trabajo que conlleva, ojo… ¡Porque yo quiero, nadie me obliga!

−Y ahora, con más edad, también participa su hermana Vega. ¿De qué manera se complementan los hermanos en las historias que contáis?

−Pues Vega, al igual que en nuestra casa, ha venido para revolucionar todo y poner nuestro mundo y 'El Mundo de Kalel' patas arriba. Es la «chispa», de manera literal, que le faltaba al canal. Es más dicharachera, espontánea, atrevida que Kalel; pero él da la serenidad, tranquilidad, sentido común, a esta pareja de hermanos. Creo que eso es lo que hace que se complementen a la perfección.

−Junto a tu esposa, Alicia, dais a conocer al mundo a través de las redes sociales actividades cotidianas que hacéis con vuestros hijos. ¿Cómo conectáis dos 'milenials' con vuestros hijos, de la llamada Generación Alfa?

−Pues lo primero, no tenía ni idea que se llamaran así las generaciones, pero no nos queda otra… Hay conectar sí o sí para poder llevar la casa, el trabajo, la vida diaria y tomártelo todo con la mayor naturalidad posible… Eso mismo, plasmándolo del móvil, cámara o dispositivo que sea, intentar ser lo más real, cercano y sincero posible.

−¿No crees que la generación infantil actual es demasiado dependiente de las nuevas tecnologías?

−Negar lo contrario sería mentirte, pero todo es cuestión de las prioridades que marques en casa. Lo primero son los estudios, los deberes que traigan de la escuela, repaso, lectura del libro, entrenamiento de fútbol, salir al parque, jugar con los amigos. Luego, en un segundo plano, las tecnologías, también depende de qué dispositivos y para qué edad. Yo no soy el que tiene que decir a los demás qué hacer con su hijo, cada uno en su casa sabe lo que tiene que hacer.

Lo que es evidente -y hay que ser realistas-, es que cada vez la sociedad a nivel mundial dependemos más de la tecnología, por suerte o por desgracia. Todo es cuestión del uso que se le dé.

−Volviendo al canal de Youtube, ¿cómo ha evolucionado hasta tener más de 5.000 seguidores?

−Como todo en la vida, trabajo, trabajo, trabajo y más trabajo… Muchas horas en vez de estar en el sofá descansando, estás en el ordenador editando vídeos, buscando ideas, mucha constancia y disciplina. En mi opinión, esa es la única manera de hacer que algo evolucione y perdure. Además de la suerte, que muchas veces hace tener oportunidades en bandeja y otras ponerte piedras en el camino.

−'El Mundo de Kalel' ya es una marca de identidad de tu familia. ¿Qué aspectos positivos podrías destacar de tu creación? ¿Y algún aspecto negativo?

−El primero y fundamental, la unidad familiar: con la unión por bandera puedes llegar a lo quieras. Solemos decirles a nuestros hijos que cuando trabajamos en equipo todo se hace mejor y más rápido. Con 'El Mundo de Kalel' es uno de los aspectos que más queremos transmitir. No somos la familia perfecta, ni un ejemplo a seguir. Sólo intentamos hacerlo de la mejor manera posible, sin ofender, ni hacer daño a nadie, ya que es un valor que nos sirve a la hora de educar nuestros hijos. ¿Que nos equivocamos alguna vez? Puede ser. ¿Que a veces podemos hacer algo que no guste? Pues no es nuestra intención.

−Y ahora te atreves con un minicuento con Kalel y la Zaragutía Mora como protagonistas. ¿Qué te llevó a escribirlo?

−Como he comentado anteriormente, intentar siempre hacer cosas nuevas, diferentes para las distintas redes sociales, e incluso como satisfacción personal como a alguien que le gusta estar creando siempre. Pero, sobre todo, ayudar a que los personajes más relevantes de Alconchel sean más conocidos entre los propios habitantes del pueblo, sobre todo los más pequeños.

−En el proceso creativo y promoción del cuento se nota que has empleado la denominada IA (inteligencia artificial). ¿Qué puedes destacar de la misma?

−En este caso, como en todos los avances de nuestra humanidad, todo es cuestión del uso que se les dé… La penicilina o la Coca Cola, se inventaron por casualidad, dando paso otro uso al que se esperaba inicialmente; la energía nuclear, otro ejemplo, fue creada para unos fines que, dependiendo de las manos que las cojan y el uso que le den, pueden tener un fin positivo o negativo.

En el caso de la IA, veo que se le puede sacar partido, pero nunca sustituirá en el mayor de casos, a lo que una persona real te puede dar, principalmente, el sentimiento que le pones a cualquier ámbito de la vida.

−¿Qué esperas del público lector de este minicuento?

−Esperamos que lo acepten con el mimo, respeto e ilusión con el que nosotros hemos hecho este minicuento. Seguiremos haciendo más para llegar a todos los públicos, sobre todo los más pequeños, poniendo nuestro granito de arena para que Alconchel, su gente, su entorno y su seña de identidad esté presente a cada rincón del planeta.

−¿En qué otros proyectos te vas a embarcar a corto-medio plazo?

−Seguimos generando contenido en nuestras redes sociales, sobre todo YouTube. Hemos subido el vídeo del mini cuento de 'La Zaragutía Mora' en YouTube. Estamos trabajando en el segundo cuento de 'El Mundo de Kalel', donde el protagonista será Francisco Vera, ya que hablando con Kalel, le pregunté que si sabía quién era y no tenía ni idea. Ese fue otro de los motivos por los que iniciamos el proyecto de los MiniCuentos.

Queremos aprovechar para decirles a todas las personas que lean este artículo que nos sigan y se suscriban a nuestras redes sociales y así puedan estar al día con nuestro contenido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios